jueves, 18 de octubre de 2012

Barranquismo. Gorgo de la Escalera.


Hemos empezado fuerte la temporada, hace unas semanas espeleología y ahora barranquismo acuático, por fin hemos podido organizar una salida de este tipo, para soltar adrenalina.

La actividad la realizamos con Tramuntana Aventura, ellos te facilitan todo el material, neoprenos, arneses, casco… y sobretodo te proporcionan la seguridad en todo el descenso, y otra cosa muy importante es que son unos tíos muy majos, atentos en todo el descenso y dando la posibilidad de saltar las veces que queráis a las pozas. También llevan bebidas para ir bebiendo por el camino.

Si queréis más información para realizar actividades aventureras de este tipo, podéis entrar a su web y ver todo lo que os pueden ofrecer para pasar un día entretenido.


El barranco está situado en las cercanías de la localidad de Anna, en la provincia de Valencia. 1km antes de llegar al pueblo hay un puente azul donde podremos dejar el coche para equiparnos y empezar el recorrido.

Lo más duro de la bajada del barranco es ponerse el neopreno, como podéis ver en la foto un poco más arriba, los trajes vienen bastante ajustaditos (no os preocupéis que después se ajustan mejor una vez mojados), ahora sabemos lo que siente Spiderman.

Después de ponernos el neopreno, el arnés con su 8 y la cuerda de seguridad, los escarpines, los deportivos encima de los escarpines y para finalizar el casco, entonces y solo entonces podemos comenzar el camino.

Lo primero que encontramos es que el terreno cambia por completo al pasar por debajo del puente y de repente empiezan a aparecer pozas (depende de la época del año tienen más o menos agua).

En esta ocasión la primera la bajamos haciendo rápel. Este es un pequeño rápel de unos 4mts que nos servirá como calentamiento para el último de uno 25mts.

Seguridad ante todo, como veis en la foto estamos siempre asegurados por una persona, así podéis saludar a la cámara como Pepico, ajeno a todo peligro, sin manos.

No hay ningún problema si no sabeis bajar haciendo rápel, os lo explicarán con todo detalle. Y si no un empujoncito y para abajo, jajajaja, es broma.


Llegamos todos bajo sanos y salvos, incluso una pequeña lagartija que había en la pared justo al final del rápel, lo tenía todo controlado e iba esquivando a todos.

Como podéis apreciar en la foto en el fondo hay un poco de agua, hay veces que hacen sueltas de agua y se llena la poza, pudiendo bajar de un salto.

Continuamos el camino y ya nos ponemos la parte superior del neopreno porque vamos a darnos un bañito.

Desgraciadamente para nosotros y para los organizadores la cámara sufrió un accidente y dejó de funcionar, así que esta es la única foto que tenemos del primer salto al agua. Así que lo mejor es que vayáis vosotros mismos a verlo.

Ahora comienza la parte más divertida, saltar a las pozas con agua fresquita, pero no os preocupéis por el frío, con el neopreno no hay ninguna sensación de frío. Venga no os voy a engañar, está fría de narices la primera vez que te tiras al agua, pero después se calienta la pequeña película de agua que se queda en el neopreno y ya no se nota nada.

En cuanto a los saltos al agua, en la mayoría de ellos, podemos "elegir" altura dependiendo de nuestra valentía y seguridad en nosotros mismos.

En el recorrido hay gran variedad de alturas, desde este de la foto de unos 3 ó 4 metros a un gran salto al final del recorrido de unos 8 metros. En cualquiera de los saltos tenéis que estar muy atentos a las indicaciones de los guías, ya que ellos saben a que zona de la poza hay que saltar para encontrar la mayor profundidad posible. También os dirán la mejor manera de entrar al agua para evitar lesiones y no llegar al fondo de la poza.

En las diferentes pozas que nos vamos encontrando pararemos para saltar y saltar y saltar y saltar otra vez, sin descanso, hasta que el cuerpo diga basta o tus compañeros de barranco se cansen de ti y se vayan río abajo.

Después de este recorrido y miles de saltos llegamos a una zona recreativa llamada "Gorgo de la Escalera", en la cual cobran entrada en verano, así que si queréis entrer por la jeta ya sabéis a bajar el barranco.

Ahora llega una de las partes más emocionantes, después del salto de 8 metros. Un rápel de unos 25metros con una cascada a nuestro lado.

En esta ocasión iremos asegurados por dos personas, para que bajemos tranquilos y seguros. Aunque no hay quien te quite el canguele de acercarte a una caída de 25 metros y poner tus puntas de los piés en el precipicio con el culo en le vacío. Es una sensación peculiar y totalmente satisfactoria en el momento que notas la sustentación de la cuerda y sabes que no hay ningún peligro.

Una vez todos bajo de la cascada nos dirigimos hacia la parte final, con la consecuente subida del barranco hasta la zona de salida.

Siento no haber puesto más fotografías, pero si queréis ponerle imagen a todo lo que os he contado os recomiendo que visitéis la web de Tramuntana Aventura y ver las fotos de los otros grupos o directamente en este enlace FOTOS otros grupos. De todas maneras algún día repetiremos para poder actualizar esta entrada con fotos nuestras.

Aquí os dejo también el enlace de todas las fotos que nos pudieron hacer hasta que cascó la cámara:

TODAS LAS FOTOS



2 comentarios:

  1. Que bien lo pasamos, salta que te salta y vuelve a saltar jajajajaja

    ResponderEliminar
  2. Todavía me duelen los brazos de subir por las rocas para llegar a la zona de salto.

    ResponderEliminar